El primer ministro de Bahamas pide a los inmigrantes, mayoría haitianos irregulares, que se vayan

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, pidió este miércoles a los inmigrantes que permanecen en el archipiélago atlántico de forma irregular que abandonen voluntariamente el país o se verán forzados a hacerlo.

Minnis se dirigió a los inmigrantes en situación irregular en Bahamas -mayoritariamente haitianos- desde el Parlamento del archipiélago atlántico, después de dar a conocer que mantuvo conversaciones con funcionarios de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM, en inglés) sobre este asunto.PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

La declaración de Minnis en el Parlamento es la última de un miembro de su Administración relacionada con los inmigrantes en situación irregular que sufrieron el paso del huracán Dorian a principios de septiembre.

El histórico ciclón se cobró la vida de al menos 60 personas y dejó millonarias pérdidas.

«Somos un país de leyes y nuestras normas con respecto a los inmigrantes ilegales se cumplen. Sin embargo, se llevarán a cabo de manera humana», aclaró Minnis.

«Por lo tanto, todos los inmigrantes en situación irregular deben irse voluntariamente o se verán obligados a hacerlo», indicó Minnis.

Grupo de derechos humanos en Bahamas criticaron la decisión del Gobierno sobre los inmigrantes en situación irregular, además de catalogar el plan del Ejecutivo de «salvaje, despiadado e ilegal».

El ministro de Inmigración de Bahamas, Elsworth Johnson, dijo a principios de esta semana que los refugios no se utilizarían «para eludir la ley».

«Si estás en un refugio y eres indocumentado estás sujeto a la deportación y la aplicación de las leyes de inmigración», dijo Johnson, tras asegurar que «el Gobierno de Bahamas es un país de leyes donde rige el estado de derecho».

El fiscal general, Carl Bethel, señaló por su parte en relación al asunto que los inmigrantes que perdieron sus empleos como resultado del huracán deben volver a sus países, incluso si sus permisos de trabajo aún no han expirado.

El Departamento de Inmigración advirtió además de que el solicitante de un nuevo permiso de trabajo deberá demostrar que su empleador le garantiza alojamiento y medios de vida para que no se convierta en un cargo para el Estado, además de subrayar que no se permitirá que las personas residan en viviendas irregulares.

Fue recordado también que los solicitantes de permisos de trabajo por primera vez deben estar viviendo en su país de origen cuando se hace la petición para vivir en Bahamas.

Además, se recuerda que los permisos de trabajo no son transferibles de empleador a empleador.

El 23 de septiembre, el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, dijo que los inmigrantes indocumentados afectados por el huracán Dorian están sujetos a las leyes de detención y deportación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*